El gato bengalí: historia, características y curiosidades

gato bengali jugando Razas de gatos

El gato de Bengala es un ejemplo único de cruce con éxito entre razas salvajes y domésticas. Son mascotas activas, juguetonas y sociables.

Nombre de la raza: gato bengalí, gato de Bengala

País de origen: EE.UU., 1983

Peso: 4-9 Kgs

Tamaño: entre mediano y grande

Esperanza de vida: 12-15 años, a veces hasta 21 años

  • Se distinguen por su aspecto exterior, su gracia y su coloración de gato leopardo reconocible.
  • Son mascotas leales y compasivas que se adaptan fácilmente a las reglas de la vida en una familia permanente y no muestran agresividad inmotivada.

Gato de Bengala tomando el sol

  • Son ideales para propietarios experimentados que estén dispuestos a prestar mucha atención al gato y a acompañarlo en juegos y paseos activos.
  • Destacan por su aguda inteligencia, potencial de adiestramiento y habilidades sociales bien desarrolladas.
  • Son limpios y aprecian la comodidad y un ambiente acogedor.
Historia del gato de Bengala

El gato de Bengala fue, de hecho, el resultado de los persistentes esfuerzos de la investigadora felina Jean Mill, que actuó contra las adversidades y los prejuicios de sus colegas.

Ella recibió algunos gatitos para criar de un proyecto dirigido por el Dr. Willard Centerwall en un centro médico de la Universidad de Loma Linda. Jean seleccionó a los gatos basándose en su resistencia a la leucemia felina y decidió crear una nueva raza. Después de algunos problemas para encontrar un compañero adecuado para el cruce, encontró un gatito en Nueva Delhi que le permitió continuar el proyecto. La raza resultante se llama Mau indio.

Muchos criadores locales de gatos egipcios tradicionales resistieron hacia la iniciativa de crear una nueva raza de gatos. Estos criadores no estaban contentos con la idea de la competencia y por lo tanto, la nueva raza no fue reconocida por la autoridad The Cat Fanciers’ Association durante un tiempo. Sin embargo, a partir de 1985, los gatos de Jean Mill comenzaron a participar activamente en exhibiciones nacionales y ganaron muchos premios debido a su pelaje brillante, patrón contrastante, físico atlético y gracia natural. Durante los años 80 y 90, la creadora de los bengalíes continuó trabajando en la selección y cría de nuevas líneas, y hoy en día los criadores están trabajando en mejorar la raza eliminando ciertos rasgos no deseados en los gatitos, como el pelaje largo y el «ticking».

Aspecto

Los gatos de Bengala tienen un tamaño entre mediano y grande, pero son inferiores a las razas domésticas más grandes, como el Maine Coon o el Savannah. Los animales adultos pueden pesar de 4 a 9 kg. Llegan a medir la altura a la cruz es de 26-32 cm y la longitud desde el hocico hasta el extremo de la cola es de 65-100 cm.

Los machos son bastante más grandes que las hembras y alcanzan su tamaño máximo a los 2 años de edad. Los gatos prácticamente dejan de crecer después de los 9 meses de edad.

gatos bengalíes bonitos de coloración diferente

El pelo de un gato bengalí es más corto que la media (a los gatitos se les permite una longitud media), espeso y pegado al cuerpo. Los bengalíes no sueltan mucho por el pelo corto y espeso.

El principal requisito para la coloración de un gato de Bengala es el contraste más claro posible entre las rosetas (o manchas) y el fondo. La roseta puede variar del negro al canela, y el fondo debe estar entre el dorado anaranjado y el marfil.

gato bengalí come flores

Existe una peculiaridad interesante en los gatos de Bengala. Entre la cuarta y la duodécima semana, los gatitos pierden su color brillante. Esto se debe a que, durante este periodo en la naturaleza, necesitan pasar desapercibidos, ya que abandonan el refugio seguro y aprenden a cazar. Sin embargo, la coloración definitiva del gato se establece mucho más tarde, a los 8-10 meses de edad.

Hoy en día, hay 6 clases de bengalí oficialmente aceptadas que son el brown tabby, el silver tabby, el seal sepia tabby, el seal mink tabby, el seal lynx point y el raro blue tabby, que no se aprobó hasta 2013.

Tabby, o atigrado, es un tipo de manto que tiene rayas y manchas especiales.

Los ojos de un gato de Bengala son grandes y expresivos. La forma es ovalada, pero casi redonda. Se extienden bastante y tienen un ajuste profundo. El color es amarillo verdoso, brillante y rico.

La cola del gato de Bengala es de longitud media, gruesa, se estrecha hacia el final y tiene la punta redondeada. Está anillada con rayas oscuras o (menos frecuentemente) cubierta de pequeñas manchas.

El gato bengalí blanco
El gato bengalí blanco

El carácter de un gato bengalí

Encuentran fácilmente un terreno común con todos los miembros de la familia, en cuanto a otros animales domésticos, conviven pacíficamente con gatos de otras razas, y a menudo incluso son amigos de los perros.

Sin embargo, no hay que olvidar que los gatos bengalíes tienen instintos de caza extremadamente desarrollados, por lo que dejarlos solos con una presa potencial está cargado de tragedia. Hay una razón por la que esta raza se compara con un tigre.  No sólo las aves y los roedores necesitan protección, sino también los peces de acuario.

El gato bengalí negro
El gato bengalí negro

Su comunicación verbal es recibida con gran entusiasmo y están encantados de «seguir hablando». Estos gatos tienen muchos sonidos y entonaciones específicos, y en pocas semanas podrá entender qué significan la mayoría de estas «frases».

Quizá el rasgo de carácter más importante sea el carácter juguetón, que les acompaña durante toda su vida. Al mismo tiempo, los bengalíes pueden dormir hasta 16 horas al día.

Son capaces de obedecer órdenes sencillas y recoger objetos lanzados (a menudo utilizando sus ágiles patas delanteras en lugar de los dientes).

Los gatos de Bengala aprenden a encender la luz, abrir puertas y tirar de la cadena sin esfuerzo por parte de sus dueños.

Cuidado y mantenimiento

Los bengalíes no necesitan cuidados especiales.

gatos bengalíes, gris y otro con ojos verdes

  1. Cada dos o tres días hay que cuidar el pelaje del gato bengalí basta con utilizar un cepillo de goma.
  2. Una o dos veces al mes, es aconsejable recortar las garras 2-3 mm.
  3. De vez en cuando hay que cepillarles los dientes con un dentífrico especial.
  4. Bañar a un gato al que le gusta el agua no supone ningún problema. Lo principal es no hacerlo con demasiada frecuencia.
  5. Puede darle tanto comida natural como comida seca, pero no mezcle los dos tipos de comida.
  6. Prefieren el agua corriente fresca, por lo que es mejor comprar enseguida una «fuente» especial.

Los gatos de Bengala que han crecido en condiciones normales gozan de buena salud.

Cómo elegir un gatito

Cuando compre un gatito, preste atención a

  • Los papeles de registro, el pedigrí y la generación dada (F4-F7 es lo óptimo), para saber si el gato es puro;
  • Edad: los criadores responsables no venden gatitos de menos de 10-12 semanas;
  • Peso: un gatito de crecimiento normal pesa alrededor de 1 kg a la edad mencionada;

Bebé del gato de Bangala

  • Juguetón: un gato sano nunca debería estar aletargado;
  • Contacto: los bengalíes pequeños deben ser adiestrados a mano o se corre el riesgo de que se conviertan en gatos salvajes;
  • Ojos limpios y claros, sin mocos ni signos de diarrea;
  • Documentos de vacunación;
  • Estado del pelaje y ausencia de defectos visibles de color (importante si el bengalí va a participar en exposiciones).

Cuánto cuesta un gato de Bengala

Los gatitos de Bengala de pura raza tienen el precio entre €200 y €2000. La cifra exacta depende del pedigrí y del color. Los más raros y, por tanto, los más caros, son probablemente los gatitos tabby azul.

Un gato bengalí suele tener sólo 3-4 crías.

Carolina González
Puntuar autor
okgato.com
Añadir un comentario