Comida casera para gatos: recetas saludables

La preparación de comida casera para gatos requiere paciencia y tiempo, pero es muy buena para nuestras mascotas. Antes de alimentar a tu mascota con comida casera, ten en cuenta los posibles problemas y peculiaridades.

¿Por qué optar por la comida casera?

Ventajas

  1. La principal ventaja es que usted mismo puede controlar la calidad de los ingredientes. Esto elimina la presencia de productos químicos nocivos e ingredientes artificiales.
  2. Los gatos son carnívoros y comen con gusto carne y casquería.

Posibles desventajas

La comida natural para gatos debe ser siempre fresca, lo que significa que debe prepararse casi cada día. Esto lleva mucho tiempo, por lo que no todos los amos están dispuestos a hacer tales sacrificios.

Además de la larga preparación, cabe destacar la dificultad de conseguir calorías, proteínas, grasas y carbohidratos equilibrados y la necesidad de incluir suplementos vitamínicos y minerales. También existe una alta probabilidad de intoxicación asociada a la preparación inadecuada de los alimentos.

Principales componentes de la dieta

Una ración de comida natural para gatos se compone de proteínas, grasas y carbohidratos. Su proporción ideal es de 52:36:12.

Proteínas: carne y productos lácteos

Las proteínas se utilizan en la construcción de nuevas células y son la principal fuente de energía. Se dividen en 2 grandes grupos:

  1. Proteínas de origen animal. Se encuentran en la carne (pollo, pavo, ternera, conejo, cordero), vísceras (hígado, pulmón, corazón), pescado, huevos. Las proteínas de pollo son las más fáciles de digerir, mientras que las de ternera y cordero son las peores. Estas proteínas contienen una variedad de aminoácidos y taurina, un elemento esencial para la protección y regeneración celular.
  2. Proteínas vegetales. Se encuentra en la harina de soja, el gluten de maíz y el trigo. Son menos digeribles que las proteínas animales e imponen una carga a los riñones, lo que provoca la alcalinización de la orina. Puede utilizarse en pequeñas cantidades como alternativa temporal a las proteínas animales más caras.

corazones de pavo para gatosCuando se alimente, debe utilizarse carne cruda y hervida bien congelada o pescado sin espinas. El pescado no debe darse más de una o dos veces por semana. Los huevos también deben darse de la misma manera.

Grasas saludables

Las grasas son las responsables de la energía almacenada. También son responsables de la absorción de las vitaminas liposolubles y de la síntesis de algunas hormonas. El ácido graso más útil es el Omega-6, que se encuentra en el pescado. También se pueden obtener del maíz, de las semillas de calabaza o de las semillas de lino.

Recuerda mantener un equilibrio adecuado. Falta de grasas puede comprometer la calidad de la piel y el pelaje, mientras que una cantidad excesiva puede provocar problemas intestinales.

Hidratos de carbono: Cereales y verduras

Los hidratos de carbono constituyen la parte más pequeña de la dieta natural de un gato, ya que tardan más tiempo y energía en ser digeridos. En la naturaleza, estos elementos llegan al estómago del gato en forma semidigerida a través del roedor capturado.

Sin embargo, pequeñas cantidades de carbohidratos son indispensables. Estos proporcionan los siguientes nutrientes:

  • fibra, que normaliza las heces y facilita la excreción de pieles;
  • una sustancia pegajosa que evita el estreñimiento;
  • la glucosa, que ayuda a los riñones, el cerebro y otros órganos importantes;
  • prebióticos, que normalizan la flora intestinal y facilitan la digestión.

cereales para gatosLos hidratos de carbono se obtienen de las verduras crudas, hervidas o al vapor (brócoli, calabacín, calabaza) y de la fruta (manzanas). Los carbohidratos complejos incluyen la avena, el trigo sarraceno, el arroz y la cebada.

Vitaminas y minerales

A diferencia del pienso, la comida casera para gatos debe complementarse con complejos vitamínicos y minerales. Los elementos más importantes son:

  • manganeso;
  • yodo;
  • de calcio;
  • potasio;
  • de hierro;
  • taurina;
  • fósforo;
  • potasio;
  • omega 3 y 6;
  • vitaminas B y ácido ascórbico.

La elección del producto es mejor discutirla con su veterinario, ya que la dosis se calcula de forma individual. También se puede añadir al alimento avena germinada y levadura de cerveza.

Las deficiencias vitamínicas van acompañadas de un empeoramiento de la calidad del pelaje, pérdida de peso, pérdida de actividad y resfriados frecuentes. El exceso es igual de peligroso.

¿Qué alimentos no deben darse a un gato?

Antes de alimentar a su gato con comida casera, compruebe la lista de alimentos prohibidos. Entre ellas se encuentran:

  • maíz;
  • pescado de agua dulce y huesos de cualquier tipo;
  • patatas y setas;
  • legumbres y col blanca;
  • cebollas, acedera y ajo;
  • carne de cerdo y manteca de cerdo;
  • uvas y sultanas;
  • dulces, harina, especias, encurtidos, ahumados, caramelos, alimentos grasos y fritos.

Cálculo de la ración diaria de alimentos naturales

Por término medio, la ración diaria para un gato adulto es del 5% del peso corporal. Para simplificar, puedes limitar la ración diaria a esa cantidad, pero es más fiable tener en cuenta las características específicas de tu gato y calcular las calorías totales, y no el número de gramos.

Para ello se recomienda la siguiente fórmula:

K*(30*m + 70), donde K es el multiplicador y m es el peso de la mascota.

Los valores se pueden encontrar en la siguiente tabla.

Características fisiológicas

 

K
Período de lactancia 2-4
Embarazo 1,6-2
Animal adulto 1,6
Animal adulto con poca actividad 1,4
Gatito o animal adulto con bajo peso 1,2-1,4
Esterilización o castración 1,2
Edad avanzada 1,1
Comer en exceso con frecuencia, lo que lleva a la obesidad 1
Obesidad confirmada por el médico 0,8

Si tu gata tiene gatitos y pesa 4,5 kg, necesitará entre 328 y 410 kcal al día. Para obtener el tamaño de una ración, el número de calorías indicado debe dividirse por 2, ya que los adultos comen dos veces al día.

Consejos

  1. Ten cuidado al comprar la carne para asegurarte de que no contiene hormonas ni parásitos.
  2. Mantenga una alimentación regular. Esto ayudará a que su gatito deje de mendigar y a eliminar el hambre prolongada. Los gatitos deben ser alimentados al menos 6 veces al día hasta los 3 meses de edad y luego reducirse gradualmente a 2 veces al día a la edad de 1 año.
  3. Sirva la comida en el mismo lugar y asegúrese de utilizar diferentes cuencos si hay varias mascotas. Esto evitará las peleas seguidas de sobrealimentación en la mascota más fuerte. Recuerda que los alimentos deben estar a temperatura ambiente y que las sobras deben desecharse o ponerse en la nevera durante unas horas.

verduras para gatos

Recetas saludables

Las recetas para gatos con una dieta natural pueden ayudar a que los menús sean más variados y sabrosos. Una vez que te hayas familiarizado con los platos más populares, es fácil hacer tus propias obras maestras.

Gachas de trigo sarraceno con pollo y brócoli

Enjuague 100 g de trigo sarraceno y vierta 200 ml de agua hirviendo sobre ellos. Tapar y dejar toda la noche. Hervir 200 g de pollo y 3 cabezas de brócoli. Corta el pollo y brócoli en trozos pequeños y mézclalos con el trigo sarraceno, recordando añadir 1 cucharada de aceite vegetal.

Helado para tu gato

El helado es un tabú para los gatos. En lugar del habitual helado, deleite a tu gato con una mezcla congelada de 100 ml de leche de centeno y 200 g de requesón bajo en grasa. Basta con mezclar los ingredientes en una batidora, verterlos en moldes y meterlos en el congelador. Un capricho como éste hará feliz a tu pequeño en tiempos de calor.

Albóndigas

Hervir 100 g de arroz y 200 g de cualquier verdura (zanahoria, calabaza, calabacín). Pasarlas por una picadora de carne junto con 1kg de pollo. Añade 50 ml de caldo de pollo y 1 cucharada de aceite vegetal a los ingredientes. Formar albóndigas y meterlas en el congelador. Servir el plato una vez descongelado.

Sopa de crema con albóndigas

Preparar el pollo picado, separar 100g y hacer las albóndigas. Hervirlas hasta que estén tiernas y retirarlas de la sartén. Añadir 20 g de cualquier verdura con 1 cucharada de arroz al caldo y hervir durante 15 minutos. Batir el caldo con las verduras y el arroz con una batidora hasta que se haga un puré y añadir las albóndigas.

Paté de pollo

Hervir 1 kg de pollo y 1 zanahoria. Moler los ingredientes en una picadora de carne. Mezclar 50 g de mantequilla y 200 ml de caldo de pollo. Enfriar el paté resultante, dividirlo en partes y guardarlo en el congelador.

Dieta aproximada para 4 días

Antes de ir a comprar, planifica su dieta para la semana que comienza y tenga en cuenta lo que puede comer. Consulta el menú para adultos de cuatro días para ver un ejemplo.

Día Desayuno Cena
1  Arroz con huevo de codorniz crudo Bacalao hervido con verduras
2 Pollo picado con verduras aliñadas con aceite vegetal Filete de pollo con trigo sarraceno y zanahoria
3 Ternera hervida con calabacines Hígado de pollo hervido con avena y verduras
4 Puré de brócoli con pavo hervido y aceite vegetal. Cebada con corazones de pollo

A la hora de seleccionar un menú, recuerde tener en cuenta que no faltan los elementos necesarios. Presta especial atención a los animales con necesidades especiales.

Alimentar a los gatos con necesidades especiales

Una categoría separada incluye las mascotas marcadas en la tabla con el cálculo del factor de ingesta calórica diaria. Además del número de calorías, hay que tener en cuenta otros matices importantes a la hora de planificar sus menús.

frutas para gatos

Gatas embarazadas y lactantes

Durante la gestación y la lactancia, las hembras no sólo se alimentan a sí mismas, sino también a sus gatitos. Por esta razón, la ingesta calórica se incrementa entre 1,5 y 2 veces durante estos períodos. Debido al cambio en la cantidad de comida, la frecuencia de alimentación se incrementa a 5-6 veces. Esto facilita la digestión.

La mascota debe ser alimentada con proteínas de huevos de gallina y se debe añadir aceite vegetal a su comida. Esto ayudará a evitar un consumo excesivo de proteínas durante la lactancia y a prevenir el estreñimiento.

Gatos pequeños

La leche materna es suficiente para los gatitos durante las primeras 4-8 semanas. Después de este tiempo es posible introducir una mezcla compuesta por:

  • caldo de carne y carne picada;
  • puré de verduras;
  • yema de huevo cocido;
  • gachas de arroz blando y sémola.

A diferencia de los adultos, la mayoría de los alimentos para gatitos deben consistir en carbohidratos. Cuidar la cantidad de calcio suficiente para el crecimiento de los huesos.

Gatos mayores

El metabolismo se ralentiza con la edad. Un gato mayor necesita mucha menos comida que un gato joven. Además, se desarrollan problemas dentales. Durante este período deben utilizarse alimentos blandos y digeribles y debe aumentarse el número de comidas para reducir la carga del estómago.

Alérgicos

Si se sospecha de una alergia, hay que investigar el alérgeno. Esto se hace con una dieta de eliminación, que consiste en la eliminación gradual de los alimentos básicos. Los primeros alimentos que hay que evitar son el pollo y la clara de huevo, que suelen provocar reacciones alérgicas.

Gatos enfermos

Se recomienda que los enfermos crónicos reduzcan las proteínas, abandonando las proteínas vegetales en favor de las proteínas animales. La carne de pollo, pavo y conejo somete a los riñones y al hígado a un esfuerzo mucho menor, por lo que son preferibles.

Otra recomendación útil para las mascotas enfermas es comer una comida dividida. Las porciones frecuentes pero pequeñas alivian la tensión de los órganos dañados y facilitan la digestión. Pregunte a su veterinario por el menú exacto, ya que siempre debe adaptarse de forma individual.

gato

Alimentación casera para gatos esterilizados

La esterilización ralentiza su metabolismo, provocando su obesidad. Después de la operación se debe utilizar más fibra para crear una sensación de saciedad con pocas calorías. También debe evitarse el pescado en cualquiera de sus formas, ya que la extirpación de los órganos reproductores aumenta el riesgo de ETUIF.

Bajo peso o sobrepeso

Si tiene un peso inferior al normal o un sobrepeso, debe evitar ganar mucha grasa, ya que un hígado debilitado no puede asumir la misma carga. Se debe utilizar una dieta alta en calorías para aumentar la ingesta diaria de calorías. Las proteínas deben seguir siendo la base de la dieta. Esto asegura que el gato ganará peso a través de los músculos, no de la grasa.

El sobrepeso debe tratarse de la misma manera. No intente reducir la grasa o los carbohidratos, sólo reduzca las calorías totales. Reduzca las porciones gradualmente para no causar estrés.

En ambas situaciones, las alimentaciones deben ser frecuentes. Las porciones pequeñas son más fáciles de digerir para el estómago y la ausencia de largas pausas entre las comidas evita el hambre.

Posibles problemas en la alimentación natural de los gatos

Alimentar a los gatos con comida natural no siempre sale como está previsto. La mayoría de los problemas se producen cuando se pasa de la «comida seca» a la «comida casera».

Alergia alimentaria

Las alergias alimentarias no sólo se dan en los humanos, sino también en sus mascotas. Si se detectan síntomas alarmantes, hay que identificar el alérgeno y eliminarlo definitivamente del menú.

Sin carne

Si un gato está contento de comer todos los demás ingredientes, debe ser llevado al veterinario. Es muy probable que haya un problema digestivo. En la situación contraria, el motivo del rechazo puede ser un cambio en la dieta. Si ha tenido siempre comida seca, dale tiempo para que se acostumbre a la nueva comida.

Un gato no come o come en exceso

La carne cruda tarda mucho en ser digerida, lo que provoca una larga sensación de saciedad. Si su gato no quiere comer, aliméntelo con productos cárnicos estrictamente crudos. No olvides asegurarte de que recibe suficiente fibra. También es un excelente reductor del hambre.

Comer en exceso con frecuencia conduce a la obesidad y a las patologías que la acompañan. Si tu gato tiene la barriga más redondeada y le cuelga la barriga, reduzca las calorías y el tamaño de la ración y asegúrese de darle de comer 5 ó 6 veces en lugar de las 2 habituales.

Cómo convertir un gato a la comida casera

Cambie a una nueva dieta gradualmente. Mezclar la comida normal con la seca, aumentando las proporciones diariamente. La transición completa puede durar unas dos semanas.

Otra opción es separar la comida en diferentes cuencos. En este caso, el gato comerá el nuevo alimento sin cambios y no se saciará con la porción reducida de alimento seco.

Régimen de consumo

Renueva el agua a diario y asegúrate de que siempre esté en el cuenco.

Coloca varios contenedores en la casa para mayor seguridad. A veces los gatos son demasiado perezosos para llegar a la cocina. Esto puede hacer que no alcancen su ración diaria de alimentos.

La mayoría de los consejos nutricionales se basan en la vida en la naturaleza. A diferencia de los gatos vagabundos, los domésticos no cazan pájaros ni ratones, no se pelean por el territorio y prefieren un estilo de vida tipo sofá. Los bajos niveles de actividad y las características individuales imponen muchas limitaciones que impiden cualquier parecido con la media. Por esta razón, es mejor discutir el menú de su mascota con su veterinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.